Dial radio
Television antigua

De Radio Barcelona a la Cadena SER


Maria Sabater leía, el 14 de Noviembre de 1924, el primer indicativo de radio comercial en España

País: España (E)

Modalidad: telegrafía sin hilos, (AJ)

Licencia número: 1

Código: EAJ-1

Estudios: Hotel Colón, Barcelona

Frecuencia: 325 m (923 KHz)

Primera emisión oficial: 14 de Noviembre de 1924

Los inicios de la radio: Radio Barcelona

Anuncio en prensa, inauguración d elas emisiones de Radio Barcelona
Anuncio publicado en La Vanguardia sobre la primera emisión de Radio Barcelona

Los años 20 fueron los años de la radio. Al inicio de la década los problemas técnicos de esta nueva tecnología se habian solucionado y al radio se convertía en un medio viable para la comunicación de sonido sin hilos. Todo un avance tecnológico.

En España las primeras pruebas se realizan en 1923, son emisiones ddiscontínuas y pruebas para llegar a la madurez en el año 1924. Si bien fue Radio Ibérica la que inicia una programación regular el 10 de Noviembre de 1924, en la banda de 392 m, la primera emisora que obtuvo la licencia para emitir legalmente fue Radio Barcelona, el indicativo EAJ-1. Radio Ibérica,de Madrid, se convierte en la EAJ-2. De ahí que la emmisión barcelonesa se considere la primera emisión de radio realizada en España.

La locutora que daría la frase de salida fue María Sabater, con la histórica frase La estación radiodifusora EAJ-1 de emisiones radio Barcelona. Eran las 6:30 de la tarde del viernes 14 de Noviembre de 1924, desde los estudios instalados en el Hotel Colón de la capital catalana. Para este evento, anunciado como lainauguración de la emisora de T.S.H, Telegrafía Sin Hilos, se instalaron en la plaza de Cataluña potentes altavoces para que fuera oída por el público desde las terrazas o paseos. Durante su primer mes de vida la programación consistía en conciertos y era emitída de 6 a 7 de la tarde y de 9 a 12 de la noche. Mientras Radio Ibérica emitía cotizaciones de bolsa, previsiones meteorológicas y noticias, además de música, entre las 9 y las 12 de noche.

Hacia finales de 1924, Radio Barcelona comenzaba a emitir algo más que conciertos. En su programación se incluían conferencias y crónicas mercantiles y deportivas. Se amplía así la programación de puro entretenimiento y se dan sus primeros pasos en el campo de los informativos de interés general. También la radio es un activo elemento social, así en el invierno de 1927 se emitía el primer programa de radiobeneficiencia con el ventrílocuo Toresky y su personaje Miliu. También sacó sus micrófonos a la calle, el 3 de abril de 1926 fue la primera vez que se hizo y en 1928 se produce la emisión en directo del partido de fútbol Real Unión Irún-FC Barcelona, a cargo de locutor Joaquim Ventalló.

Pero además de mantener la emisora de radio, la ANR tuvo la responsabilidad de difundir y ayudar a los consumidores, si, la radio era un invento nuevo, una tecnología recién nacida y la fabricación de aparatos receptores aún tenía sus problemas de calidad. Así la ANR tuvo que orientar, ayudar y aclarar las dudas de los oyentes que deseaban comprar su propio receptor.

Si bien públicamente la emisora nace en noviembre de 1924, el verdadero inicio de la radio se produce unos meses atrás, con la fundación de la Asociación Nacional de Radiodifusión (ANR), una entidad cultural cuyo objetivo final era la fundación de una emisora de telegrafía sin hilos en la capital catalana. Esta asociación sería la que solicitaría la licencia a la recien creada Dirección general de Comunicaciones y la que compra en Amberes la primera emisora, a la compañía Teléfonos Bell. La emisora se mantenía económicamente gracias a la aportación de un millar de suscriptores. Los estudios provisionales del Hotel Colón se trasladarían a una ubicación más adecuada en febrero de 1926, en el edificio del teatro Tívoli, ubicado en el número 12 de la calle Caspe.

A partir de 1926 la emisora catalana de asocia con Unión Radio, empresa propietaria de Radio Madrid (EAJ-7), a la que acabó siendo vendida en 1929 ante las dificultades económicas de la ANR para su manteniemiento y algunas maniobras políticas por parte de la Dictadura de Primo de Rivera que favorecían a la cadena de emisoras. Finalizada la dictadura, y una vez restablecida la II República, la radio se consagra como un servicio público. Para esas fechas Unión Radio se había convertido en una cadena de emisoras que prácticamente monopoliza este medio de comunicación en España, solo queda fuera del ente la Asociación Catalama de Radio (heredera de la ANR) y Radio Ibérica (también conocida como Radio España). La ANR continúa con su objetivo y crea otra emisora la Radio Asociación de Cataluña, EAJ-15, con apenas tres horas de emisión, en catalán. En el año 1930, el rpesidente de la república catalana, Fracesc Maciá, elimina la censura y también Radio Barcelona comienza a emitir en lengua catalana.

La unión de emisoras apuesta por la información sin dejar de lado la cultura con los teatros radiados. Al estallar la guerra civil la cadena de emisoras quedan al lado de la República gestionadas por comites de trabajadores. Fue la responsable de llevar hasta los ciudadanos españoles el histórico discurso de Dolores Ibárruri, pronunciando el legendario No pasarán.

Tras el triunfo de los golpistas y el final de la guerra civil, la dictadura se hace cargo de las emisoras de Unión Radio, cuyo director Luis Medina es condenado a muerte. Es el fin de la información libre, cuando el gobierno obliga a todas las emisoras del país a conectar con la radio pública estatal, Radio Nacional de España, para emitir el famoso parte o noticiario diario. Durante algun tienpo Radio Barcelona pasa a llmarse Radio España Barcelona, La censura a cargo de Falange Española es el pan de cada día para las emisoras de radio de nuestro país. Es en esos años cuando Unión Radio se convierte en la Sociedad Española de Radiodifusión, la cadena SER. Desde 1942 al programación de esta cadena corrió de la mano de un tal Manuel Aznar Acedo, padre de Jose María Aznar, expresidente de gobierno españaol (si, el que metió a España a la guerra de Irak). Durante la dictadura la cadena SER era la alternativa a la radio pública y se orientó a la emisión de programas de entretenimiento fundamentalmente.

Cuadro de actores, Radio Barcelona
Fotografía del cuadro de actores de EAJ-1 Radio Barcelona de la década de los años 50. Los locutores de teatros y seriales que lleaban las programaciones radiofónicas de la época. Aparece su entonces director Armando Blanch, junto a Mario Beut, Rosa Caballe, Isabel Monasterio, Carmen Illescas, Dámaso García, Luis Gasulla, Encarna Sánchez, Cecilia A. Mantua, Cesar Ojinaga, Isidro Solà y otros.

Son los años de los cuadro de actores de Radio Madrid y de Radio Barcelona, quienes darían sus voces a los seriales y obras teatrales radiadas. Son recordados los seriales como Ama Rosa o los más humorísticos como Matilde, Perico y Periquín. Los programas participativos. Forman parte también de la memoria colectiva programas concurso como Cabalgata fín de semana, y espacios que fomentaban la solidaridad y los valores humanos como Operación Plus Ultra y Ustedes son formidables. En música creó la fórmula de los 40 principales, entre otros. Y en deporte también fue pionera con programas como Carrusel Deportivo.

Por los micrófonos de la emisora catalana pasaron nombres como Josep Cuní, Joaquim Maria Puyal, Antoni Bassas, Toni Clapés, Xavier Sardá y su Sr. Casamajor, Andreu Buenafuente, Joan Manuel Serrat (que en 1965 debutó actuando con público en el estudio Toreski de Ràdio Barcelona en el marco del programa Radioscope de Salvador Escamilla).

Con la llegada de la democracia Radio Barcelona, realmente SER Barcelona recupera la programación en catalán. Y toda la radio en general recupera la libertad de emisiones con la abolición de la censura previa y la obligación de conectar con Radio Nacional de España para emitir los informativos.

En cualquiere referencia a la historia de la radio española no puede olvidarse el importantísimo papel que tuvo la cadena SER en el intento de golpe de estado de 1981. Los micrófonos de la radio permanecieron abiertos, permitiendo a los diputados encerrados en las cortes conocer la situación real del pais y la nula extensión que tuvo aquella intentona. Y al mismo tiempo permitió que los españoles estuvieron informados al segundo de lo que estaba ocurriendo en el parlamento.