Dial radio
Television antigua

Philips y Carmen Sevilla

Un anuncio histórico en nuestro país: la novia de España, mito erótico de los 60 fue la figura y la voz de uno de los primeros anuncios para televisión de la marca Philips.
Fecha del anuncio: 1965
Protagonista: Carmen Sevilla
Música: Rafael León y Augusto Algueró
Disco Philips y Carmen Sevilla
Portada del disco con la música del anuncio

Philips en España

Antiguos logos de Philips
Logos de Philips

Según la web oficial de Philips, la empresa se constituye en España en Marzo de 1926, como Sociedad Philips Ibérica y se dedica a comercializar los productos de la marca holandesa en nuestro país, fundamentalmente lámparas para iluminación. Fruto de una relación comercial previa, la fabricación de las lámparas se encarga a la veterana Sociedad Española de Lámparas Z (SELEZ). Eran lámparas incandescentes llamadas Z por el material que se usaba para fabricar su filamento: el circonio o zirconio de símbolo químico Zr. Básicamente eran las lámparas incandescentes que hemos utilizado hasta hace bien poco.

De las lámparas pronto pasaron a las válvulas electrónicas, que eran las lámparas de radio, no eran para iluminar sino que constituían los elementos fundamentales para la eléctrónica de los receptores y trasnsistores de radio de la época. En 1942 fabricaba su primer aparato de radio totalmente español (se retrasó seis años a causa de la guerra civil). Pronto apareció la televisión y la marca holandesa no se quedaba atrás. En 1948 los laboratorios de Física de Philips organizaron la primera prueba de televisión en España, evento ocurrido en la Feria Internacional de Muestras de Barcelona. Philips se convertía en una seña en el mercado eléctrico y electrónico del país.

En la segunda mitad de los 50 ya Philips ( y otas marcas) comienzan a fabricar y vender televisores, aún a precios exorbitados: sobre las 20000 pesetas de una época donde poca gente superaba las 80 pesetas por dia trabajado según las estadísticas de esos años. Pese a ello hubo algún intento de facilitar la compra de un modelo nacional de televisor a plazos de 400 pesetas mensuales, como publicaba el diario la Vanguardia 10/05/1959, (pag 15). Se pretencía que las familias pudieran acceder a este nuevo aparato. Para los años 60 aumentaron la ventas, desapareció el impuesto de televisión y se facilitó la compra a plazos. Por cierto que quien no podía comprar un televisor tenía la opción de alquilarlo. Fue la década en la que la televisión encontró definitivamente su lugar en los hogares españoles... mejor situados económicamente, claro.

Carmen Sevilla y la Flamenca Ye Ye

Así que Philips echa la casa por la ventana para crear un anuncio publicitario con el que aumentar sus ventas. Por que había competencia: Telefunken, Marconi, Grundig, y como no el españolísimo Iberia. Para su campaña en 1965 la empresa contrató nada más y nada menos que a la novia de España y mito erótico de los machos ibéricos de la época: Carmen Sevilla

Carmen Sevilla
Trajo de cabeza a muchos famosos del espectáculo como:
Charlton Heston, Cantinflas, Sinatra entre otros.

La popularísima actriz protagonizaría un anuncio que llegó a ser el más popular de la televisión, y radio de la época, casi tanto como la canción del Cola Cao . Se publicitaban los los electrodomésticos de la marca Philips que iban hentrando en los hogares españoles: lavadoras, frigoríficos, planchas hornos, tocadiscos, transistores, radios y como no los televisores. La década de los sesenta supuso el despegue económico del pais y las familias españolas entraron el la espiral del consumo. No habían tarjetas de crédito pero si las célebres letras de cambio. Comprabas la tele y firmabas unas cuantas letras, más o menos (y que me perdonen los eonomistas) era que te comprometías a pagar cada palzo en su fecha.

Para el exitoso anuncio la actriz y cantante interpretaba una canción titulada "Flamenca Ye-yé" escrita por Rafael León y con música de Augusto Algueró, esposo de Carmen Sevilla. Lo de ye-yé, para quien no lo sepa, era la forma de referirse a los muy modernos de la canción. La internacional estrella del espectáculo triunfaba por aquellas fechas por todo el país. Y la canción se oía por todos los rincones, convirtiéndose en un éxito nacional. Un fenómeno publicitario de la época. Con este anuncio Philips se marcó un importante tanto ante las otras marcas que competían en el creciente mercado español, no solo en televisión, la gran novedad, sino también en los electrodomésticos que iban entrando en las casas españolas.

La canción se convirtió en un disco editado por Philips Ibérica SAE, y el vinilo venía acompañdo con un catálogo de los productos de la marca. Además de la popular "Flamenca Ye-yé" en el disco podía oírse "Typical Spanish". Recordemos que aquellos discos tenían dos caras.

La canción Flamenca ye-ye

La letra de la canción no tiene desperdicio. Aquí la dejo, con las faltas de ortografía incluídas, vamos faltas para reproducir lo cantado.
Yo soy una flamenca ye-yé,
y en mi casa no farta de ná,
pue a Philips mandé de poné,
lo mejor pa guipar y escuchá.
Tengo dos televisores,
que en el mundo no hay mejores,
pues siendo de Philips no cabe el engaño.
Uno pá la nieve fría
y otro pá las calorías.
Yo ver la corría en traje de baño.
Ai, familia Philips, familia Philiz,
tú di conmigo sentrañas que sí.
Se ven más claros los toros y el gol,
cuando es de Philips el televisor.
Por eso España repite ya así:
Familia Philips, familia Philiz (bis)
A Philips yo me fui de momén,
y compré un transistor pa bailar.
Transistor yo no vi más fetén;
un portén con frecuen modulá.
Anteayer mi novio Arcadio,
me ha comprao un autoradio
que como es de Philips,
es de lujo, es un broche;
pa tumbarme a la bartola,
y escuchar la nueva ola;
con traje de cola metía en el coche.
Ai, familia Philips, familia Philiz...