Dial radio

¡Parece que fue ayer!

Television antigua

Radio música: Discomanía

Raul Matas (1921-2004)
Sintonía de inicio y cierre:

Un programa radiofónico rompedor, que traía a los españoles noticias del escenario musical internacional. Eso fue Discomania: la entrada de lleno de lo más in de la musica pop internacional a un país que empezaba a entrar en la década de los sesenta.

El inventor de aquel programa fue Raul Matas hombre de la radio chilena, de padre español y madre chilena, que desde los 14 años andaba metido en el mundo de la radio, donde comenzó su carrera profesional en 1940, en RAdio Cooperativa Vitalicia de Santiago de Chile. Fue en su país donde presentó esta fórmula en al año 1946, para la emisora Radio Minería. Este programa fue todo un éxito que cruzó fronteras para viajar a países como México y Estados Unidos.

Corría el año 1958 cuando este periodista, locutor y presentador decide trasladarse a España, tras pasar por México y Nueva York, trayendo consigo su exitosa idea de Discomanía. Es una época en la que España intenta abrirse y modernizarse, tendencia que también se da en en el mundo musical. Asi Radio Madrid (la SER) contrata a Raul Matas y su programa comienza a emitirse en 1959, manteníendose en antena hasta el año 1971. Una fórmula de radio musical que introducía una importante novedad: las listas de éxitos votadas por los oyentes, formato que se sigue utilizando actualmente. Digamos que en esa época eso de escuchar y tomar en cosideración la opinión de los españoles no era algo habitual en aquella España, así que este detalle de escuchar opiniones y gustos de los oyentes fue un detalle bastante importante, con cierto aroma polñitico: la dictadura trataba de atraer a los jóvenes a la radio. Una idea que vivió en la radio durante 25 años, junto con su "Periódico internacional de los éxitos". A partir de su idea surgen otros como El gran Musical en 1963 o Los 40 principales en 1966.

No solo traía los ritmos y noticias de la música internacional, sino que también ayudó profesionalmente a nacientes valores del panorama musical español, entre ellos a Joan Manuel Serrat con quien entabló una gran amistad. Posteriormente en Chile siguió esta colaboración con cantantes españoles como el mismo Serrat, o Joaquin Sabina o Camilo Sexto o Raphael entre otros.

Colaboró igualmente en la naciente Televisión Española cn programas como Cancionero (1962-1964), Media hora con (1966), Al compás de las estrellas (1971) y Buenas tardes (1971-1973). Tras esta extraordinaria labor, que le hizo merecedor de un Premio Ondas (1965), regresó a su país natal, donde fue llamado para dirigir la naciente televisión chilena.