Dial radio
Television antigua

Aceitunas La Española

Primer anuncio de La Espñola para TVE
Publicidad de la Española

La Española, la aceituna que está como ninguna

Cartel años 50 de La española
Recien acabada la guera civil, España estrenaba una impecable dictadura. Entraba en una de las épocas más trágicas de su historia. El país retrocedió algunos lustros. Llegaban los años del hambre, el racionamiento. La autarquía fue la respuesta económica del gobierno, que además lo sacrificaba todo a un poder politico superior y al poderío militar. El país entró en una crisis económica de la que comenzó a salir tras una veintena de años.

En la población levantina de Alcoy el efecto de la guerra fue verdaderamente catastrófico. Un emporio industrial totalmente devastado. Pero el gen industrial estaba allí y el espíritu resurgió. En 1941 aparecieron tres nombres José Reig Pastor, Alfredo Alberola Sempere y Alfredo Alberola Balaguer, que unieron sus energía e ingenio para montar una empresa que se dedicaría a envasar uno de las tapas que antaño eran indispensable en cualquier barra de bar: las aceitunas con ancho, bueno, realmetne las aceitunas rellenas de anchoa. Nacía La Española, la aceituna que está como ninguna. No era una idea nueva, en la misma población El Serpis ya envasaba aceitunas rellenas de anchoa en los años previos a la guerra, y volvió a hacerlo después, pero La Española supo entrar en el negocio con un gran espiritu emprendedor y publicitario. Cualquiera podía comer aceitunas, pero aceitunas rellenas de anchoa era algo para eventos especiales. Era una señal de lujo y distinción, y de poderío en una España de las cartillas de racionamiento. En aquella difícil época lograba exportar aceitunas rellenas a Estados Unidos, con bastantes dificultades por cierto. Los obstáulos para la aceituna española, como vemos, vienen de antiguo.

Aquella empresa innovó en envases, en cartelería y en medios para publicitarse. El pintor alcoyano José Balaguer Bienzobás fue el diseñador de los primeras latas. Fue la primera en imprimir directametne sobre la lata del envase. Recién nacida la televisión española, no tardaron en invertir estrenando sus primeros anuncios para el novedoso medio. Su muñeco lata construido con modadientes, aceiunas una lata y poco más aparecía animado en las pantallas de los televisores españoles desde 1957. Pese a la poca penetración de la televisión en la poblacion en la época, los resultados fueron apabullantes. La marca se extendía por todo el país. Auqel producto nacido para élites fue popularizándose y a medida que la situación económica meoraba comenzba a aparecer en las mesas de los hogares españoles.