Dial radio
Television antigua

Radio España Independiente

Fotomontaje realizado por José Renau de un dibujo por la Paz de Picasso.
Despedida de Radio España Indendiente el día 15 de Junio de 1977, al día siguiente de la sesión de cortes constituyentes.

La Pirenaica: contra la censura informativa

En la fotografía superior Pedro Aldamiz, seudónimo o "nombre de guerra" de Ramón Mendezona Roldán 1913-2001-, en su despacho de la REI.
Fue el el quinto y último director de la Pirenaica durante 25 años. Curiosamente en 1992 RTVE anunció su proyecto de utilizar las instalaciones de la REI para transmitir la programación de Radio Exterior a los países del Este. "Espero que sirva para difundir la voz de un país democrático hacia otros que viven su primera experiencia democrática", dijo Ramón Mendezona Roldán, profesional de la radio que comenzó a trabajar en los primeros días de la Guerra Civil y en el que continuó hasta después de la muerte del dictador.

En la historia de la radio y en la historia de España no se puede dejar de mencionar el importante papel jugado por Radio España Independiente, más conocida como La Pirenaica, nombre que llevó a la leyenda de que se emitía desde algún lugar de los Pirineos. La una emisora fue creada por el Partido Comunista de España en el marco de la creación de emisoras de radio por parte de diversos partidos comunistas de Europa durante la Segunda Guerra Mundial como un elemento más de su lucha por la liberación de los países sometidos.

Esta emisora se crea a instancias de Dolores Ibárruri, Pasionaria, y comienza a emitir desde Moscú el 22 de julio de 1941. Se le dió el nombre de estación pirenaica (La Pirenaica) para dar una sensación de cercanía y proximidad para los oyentes de España, y evitar la lejanía que provocaría el hecho de estar en Moscú. Muchos creían que realmente estaba en los Pirineos, incluso el propio Franco nunca supo exactametne donde estaba. En aquellas primeras fechas compartían equipo y locales con otras emisoras de países invadidos por el ejército alemán o italiano: Milano ApertaRadio Finlandia Libre, o Radio Yogoslavia Libre. Fueron unos años difíciles por los medios disponibles y la dificultad par obtener información.

Junto con los informativos en castellano de la BBC y Radio Francia Internacional, la de la Pirenaica, sería la única información radiofónica no controlada por el régimen de Franco tras el decreto que otorgaba el monopolio de los informativos a Radio Nacional de España, por tanto, el simple hecho de atreverse a sintonizarla ya era un gesto de oposición al franquismo. O sea, estaba prohibido. Tanto que llegaron a producirse detenciones en los años cuarenta de personas que se reunían para escuchar la emisora. Por la radio se enteraban de los moviminetos de los maquis en España y eso el régimen no podría tolerarlo.

Para evitar que fuera oída en nuestro país el régimen de Franco creó en Septiembre de 1941 un organismo llamado Servicio de Inerferencia Radiada (SIR) encargado de interferir las emisiones de todas aquellas emisoras que no agradaban al dictador. El sistema hacía muy complicado recibir las emisiones de las radios interferidas, auqneu el sistema no era perfecto.

Después del ataque alemán a la Unión Soviética y ante la proximidad de las tropas alemanas a Moscú, la emisora es trasladada a la ciudad de Ufa, en la República Autónoma de Baskiria.

El año 1955 Jrushchov  alcanza el poder en la Unión Soviétca desmontando el aparato de poder stalinista, por un lado, y también en ese año los movimientos políticos internacionales llevan a terminar con el rechazo a la dictadura franquista y España es admitida en la ONU. En este año, el 5 de Enero la emisora deja de transmitir desde Moscú y se traslada al que sería su emplazamiento definitivo en Bucarest, la capital de Rumania, tras intensos esfuerzos de los comunistas españoles por evitar su cierre.

Dolores Ibarruri "La Pasionaria" junto al poeta Rafael Alberti. Los encuentros eran continuos entre ellos y otros dirigentes del PCE como Santiago Carrillo o Gregorio López Raimundo.

Para concer a fondo la historia de Radio España Independiente (REI) es imprescindible consultar los archivos del PCE (Partido Comunista de España) y, sobre todo, de la propia emisora. Un archivo que contiene las 108.000 emisiones que cubren, sin interrupción, todos los días que van del 22 de julio de 1941 al 14 de julio de 1977. Es un material, reunido en tres mil tomos, elaborado y preparado para su emisión tal como lo fueron radiados en su día.

Pero para esta enorme cantidad de emisiones, existe también una importante fuente de material imprescindible para las emisiones diarias: las miles de cartas que enviaban los españoles desde el país o desde el extranjero, las informaciones del partido de las que se seleccionaba todo aquello que podía ser utilizado como información o propaganda, las noticias de agencia, recortes de periódico y "escuchas" de distintas radios... Muchas de estas cartas fueron enviadas por presos de la cárcel de Burgos, sacaban sus escritos de la cárcel escondidos en portaretratos o en cajas con doble fondo.

También hay que contar con una importante hemerotéca con periódicos y publicaciones clandestinas: Mundo Obrero, Treball, Nuestras Ideas, Nous Horitzons, Realidad... así como numerosos boletines locales, sindicales, octavillas, panfletos del PC, de otras fuerzas de oposición o simplemente debidos a la iniciativa más o menos espontánea de un grupo de vecinos, estudiantes, obreros o campesinos, y en los que se denunciaban arbitrariedades muy concretas en tal o cual aldea o empresa, o se llamaba a acciones también muy concretas.

A todo este material escrito hay que añadir algunos programas de especial interés que se conservan grabados, así como alocuciones de Dolores Ibarruri, Santiago Carrillo, Gregorio López Raimundo y otros dirigentes comunistas, entrevistas con personalidades muy diversas del mundo intelectual (desde Rafael Alberti a Joan Manuel Serrat o desde Angela Davis a Mikis Theodorakis) y, finalmente, reportajes "en directo" realizados tanto en España como entre los emigrantes españoles que trabajaban en toda Europa y que fueron siempre oyentes asiduos de la Pirenaica.

Aunque fundada por el Partido Comunista, y ser un isntrumento de propaganda del partido, no hay que olvidar que se trataba del único medio de comunicación que no respondía a intereses de un país, como ocurría con la BBC o Radio France Internationale. Era el único medio en el que los españoles podían recibir información del exterior y por el que los políticos del exterior podían enviar noticias a España. No solo eran proclamas comunistas las que se emitían en La Pirenáica, sino que también se emitían noticias y acontecimientos internacionales que sin esta emisora no hubieran llegado a ser conocidos en nuestro país.

Tras la llegada de la democracia a España, el 14 de julio de 1977 la Pirenaica emite su último programa desde Madrid, retransmitiendo la primera sesión de las Cortes que habían de elaborar la Constitución de 1978.