Dial radio
Television antigua

Licor del polo, desde 1876

Elixir Licor del Polo

Elixir Licor del Polo, el colutorio bucal

Elixir Licor del polo, algo de historia

Cuentan que siendo estudiante de farmacia, Salustiano de Orive Oteo tuvo una experiencia poco agradable en la consulta del dentista ante un fuerte dolor de muelas. En la época la solución era simple: extración de las piezas. O sea, sacarte las muelas. El joven estudiante se porpuso que so no se reptiría. Aquella experiencia le sirvió de motivación para encontar algun producto contra el dolor de muelas.

No eran años donde la salud bucal estuviera en primera linea en el cuidado de la salud y la expedriencia de Salustiano era compartida por muchos compatriotas. Una vez establecido en Bilbao abrió su farmacia en el numero 7 de la calle Askao y su casa de baños "Balneario Salustiano Orive". Como vemos era emprendedor (bueno además de inquito, luibre, quijotesco a ratos, un personaje típico de la España del siglo XIX) y no olvidó su idea del colutorio contra el dolor de muelas.

Pese a la enorme cantidad de productos milagrosos contra las enfermedades bucodentales, él siguió con la idea de su producto y, a partir de algunas hierbas y plantas junto a principios activos contra el escorbuto, en 1876 logra producir su elixir para calmar el dolor de muelas, al que llamó Licor del Polo. Al parecer el nombre es un homenaje a un compañero de estuidos (apodado el Polo, Apolinar Espinosa) y referencia a uno de los ingredientes del colutorio que se usaba en los países boreales. La composición real solo la sabía él, aunque desveló ingredientes que procedian de todos los países del muno, probablemente como ardid publicitario. No obstante los ingredientes estaban escogidos con rigor científico, por eso era realmente eficaz en comparación con otros productos de la época (incluído el alemán Odol, su gran competidor del extranjero). Sea como fuere aquel producto tuvo un gran éxito. Es necesario reconocer a D. Salustiano su gran influencia en el desarrollo de la salud y la higiene dental en nuestro país. Y es que además se preocupó de que el producto estuviera al alcance de todos, no solo de la aristocracia.

La Sociedad de naciones
ha mandado a sus soldados
limpiar con Licor del Polo
la boca de sus cañones.
En Babia Rosita vive
quiere tener pretendientes
y no usa para los dientes
Licor del Polo de Orive
Dentífricos hay cuatrocientos
con anuncios a los cuatro vientos
y todos saben a vitriolo
si se comparan con Licor del Polo.
Algunos ripios de Orive para la prensa

Salustiano De Orive no solo era un buen farmacéutico sino que sabía vender sus productos y supo utilizar la publicidad con bastante sabiduria. En los periódicos de la época era habitual ver aquellos pequeños anuncios elogiando las propiedades de su producto. Y es que si te prometen una solución al dolor de muelas enseguida compras. La visita al dentista no debia ser demasiado agradable en aquellos años. Hablamos de final del siglo XIX y principios del siglo XX. Incluso en tiras cómicas de la époco se mencionaba su producto. También en la prensa se publicaban cartas de usuarios de Licor del Polo Orive (nombre del elixir) que afirmaban que les había salvado sus muelas y siliares. Un recurso publicitario habitual en la época. Tan efectiva fue su propaganda, y tan efectivo era el producto, que a principios del siglo pasado tuvo que pelear contra imitadores incluso en tribunales.

Jarabe Orive (1925), 30% de heroina

El "Licor del Polo Orive" fue el que le hizo millonario, pero Don Saustiano mantuvo sus baños en la calla Askao: "Baños hidroterapéuticos a la altura de los mejores de Europa". Tenía 12 bañeras de mármol y dos cuartos de duchas de agua fría y caliente. También podía tomarse baños ruso y de pulverización. La ducha fría costaba a peseta y la caliente, alterna o escocesa, a 2,50 pesetas la sesión.

Salustiano de Orive Oteo. Creador del Licor del Polo
Don Salustiano de Orive

Utilizando también productos naturales, en 1920 creó el "Jarabe Orive", un remedio para combatir la tos, que recibió numerosos premios, y que siguió comercializánse tras su muerte en 1912. Entre los productos "naturales" estaba la heroina (Boletín Oficial de los Practicantes de Medicina y Cirujía de Madrd, num197). En los años 30 se cambió por codeina Y no paró aquí. También se introdujo en el mundo de los perfumes con un agua de colonia.

Como decíamos aquel hombre no estaba quieto, así que también invirtió en ferrocarriles y minas de carbón. En sanidad ideó (y patentó) un " procedimiento de filtración, esterilización y conservación de la leche por vacío que da por resultado un producto industrial denominado por el autor «Leche fosfatada, filtrada y esterilizada". Realmente no solo era un empresario, era también científico, (o no solo era científico sino también empresario), y estaba al día de los últimos avances y descubrimientos en materia de salud. Era la época donde se comienza a ver la importancia y peligrosdidad de microorganismos patógenos, era la época del: descubrimiento de los bacilos de la tuberculosis, o del cólera entre otros.

Filántropo, ateo y republicano, a su muerte dejó un testamento hodógrafo que bien podría ser sacado de un culebrón a lo Falcon Crest: desheredaba a todos sus hijos y deudos por su manifiesta ingratitud, y dejaba todo su capital a su hijo extramatrimonial Salustiano. También señalaba que de su fortuna nada se gastase en objetos ni fines religiosos, dejando sbuenos dineros para obras benéficas.

Actualmente la empresa es propiedad de la multinacional Schwarzkopf & Henkel y continua fabricando productos para la higiene bucodental: enjuages, elixires, pasta.