CSS MenuMaker

 



CHOCOLATES LLOVERAS

Año de salida al mercado: 1899
Difusión del "espot" radiofónico: años 40
Pagina oficial de Lloveras S.A. 


 

Lloveras es una empresa familiar cuyos orígenes se remontan a 1899. A partir de los años 40 su actividad se centra en el suministro de equipos para la industria del chocolate y sus derivados.


 

El Quijote a través de las colecciones de cromos de Chocolates Lloveras

Chocolates Lloveras presentó hacia 1960 la más amplia colección de cromos basados en El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha. En un total de 240 reproducciones por offset. Se resumían los principales episodios que conforman ambas partes de la novela de Cervantes. Para la realización de este álbum, el ilustrador elegido fue Ignacio Hernández Suñer "Íñigo", dibujante español de la Editorial Bruguera, entre cuyos trabajos destacan las ilustraciones para las Fábulas de La Fontaine (1963), El Libro de la selva de Rudyard Kipling (1987), El Conde de Montecristo, Los tres mosqueteros de Alexandre Dumas (1988) o Cinco semanas en globo de Julio Verne (1988).
Los cromos de "Chocolates Lloveras", que se acompañan de un breve pie de foto explicativo, nos muestran a los personajes cervantinos como héroes de dibujos animados caricaturizados, exaltándose su carácter más cómico o paródico. De este modo, Íñigo nunca plasma la versión de los hechos imaginados por don Quijote, lo cual justificaría sus andanzas, sino que preferentemente opta por reflejar la firme realidad con la que este caballero andante siempre choca de bruces. No obstante, también hay algunas excepciones, como la "simulación" del vuelo de Clavileño o la "visión" de un castillo en la cueva de Montesinos. Incluso, podemos apreciar la inserción de ilustraciones que, lejos de este tono divertido, recogen hechos de cierta truculencia, tal y como sucede en el encuentro de Sancho con los bandoleros ahorcados. Por último, cabe detenernos en el comentario del sistema publicitario que rodeó la aparición de este álbum. "Chocolates Lloveras" impulsó la edición en exclusiva de diversas colecciones de cromos, entre las que se encontraban las dedicadas a personajes Disney (Mickey, Donald, Pluto, etc.) y a reconocidas novelas (20.000 leguas de Viaje submarino, Viaje al centro de la Tierra y Don Quijote de la Mancha). En el caso que nos ocupa, esta marca comercial resaltaba su pretensión de ofrecer al público la serie más completa posible de ilustraciones con las andanzas de D. Quijote y, por supuesto, tras esta aparente intención pedagógica, se escondía una hábil estrategia de marketing desarrollada por el director publicitario Domingo Font. El coleccionista debía seguir un complejo sistema de canje por puntos, que eran debidamente proporcionados con la compra de los productos "Lloveras" (chocolate súper-leche, chocolates Ana, etc.), para solicitar directamente el álbum y, por correo, los cromos deseados. Todo ello mediante la disposición de un "Certificado Personal" que aseguraba el control del proceso por parte del proveedor. Y para reforzar la eficacia de esta campaña, un slogan de rima fácil como la canción: "De todas maneras..., chocolates Lloveras"

 
Y para finalizar no están mal unas cuantas imágenes de época


A vuestra izquierda colección de cromos de Chocolates Lloveras. Arriba un mural cerámico, representando a una conocida granja chocolateria situada en la céntrica calle Petritxol de Barcelona.

También os recomiendo: